El curso de capacitación del Proyecto Raquel puso las bases para crear una red diocesana que atienda a las personas que sufren las consecuencias de un aborto

Los días 4 y 5 de mayo se celebró la capacitación del Proyecto Raquel en los salones parroquiales del Buen Pastor de Ponferrada. De este modo, las personas interesadas en conocer cómo se lleva a cabo este proyecto, cómo se atiende a las mujeres que han sufrido un aborto y qué requisitos y fases hay que aplicar -siempre poniendo en primer plano llevar la misericordia de Dios a estas personas- conocieron de primera mano cómo actuar y qué requisitos son imprescindibles para ello.

La formación estuvo dirigida por la presidenta nacional de Spei Mater, María José Mansilla, y por el Padre Jesús Chavarría, quienes explicaron el proyecto a los asistentes, llegados de todos los puntos de la Diócesis de Astorga. Cuestiones teóricas y prácticas, análisis de las posibles situaciones y modo de acoger a estas personas, centraron el curso.

A partir de ahora, con los que mostraron interés en formar parte de la red diocesana que se va a crear para atender a estas personas, comenzarán las reuniones preparatorias del equipo en las que se irán adquiriendo recursos y competencias para acercarse adecuadamente a quienes sufren por esta situación y deseen ser restaurados.

 

Deja tu comentario