Evangelio Diario

Martes, 31 de marzo

Martes, 31 de marzo V Semana de Cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 8, 21-30 En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: —«Yo me voy y me buscaréis, y moriréis por vuestro pecado.
Seguir leyendo

Lunes, 30 de marzo

Lunes, 30 de marzo V Semana de Cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 8, 1-11 En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el
Seguir leyendo

Domingo, 29 de marzo

Domingo, 29 de marzo IV semana de cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) El Evangelio de este domingo es largo, pero lleno de detalles. No hay nada que se escribiese sin pensar, cada frase tiene un por qué.
Seguir leyendo

Sábado, 28 de marzo

Sábado, 28 de marzo IV semana de cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 7, 40-53 En aquel tiempo, algunos de entre la gente, que hablan oído los discursos de Jesús, decían: «Éste es de
Seguir leyendo

Viernes, 27 de marzo

Viernes, 27 de marzo IV semana de cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 7, 1-2. 10. 25-30 En aquel tiempo, recorría Jesús la Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos trataban
Seguir leyendo

Jueves, 26 de marzo

Jueves, 26 de marzo IV semana de cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 5, 31-47 En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: «Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es
Seguir leyendo

Miércoles, 25 de marzo

Miércoles, 25 de marzo La anunciación del Señor, solemnidad (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Lucas 1, 26-38 A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret,
Seguir leyendo

Martes, 24 de marzo

Martes, 24 de marzo IV semana de cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu Santo Lee despacio y entiende Medita qué te dice la Palabra de Dios Ora, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 5, 1-3. 5-16 En aquel tiempo, se celebraba una fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén.
Seguir leyendo

Lunes, 23 de marzo

Lunes, 23 de marzo IV semana de cuaresma (Recuerda: Pide el Espíritu SantoLee despacio y entiendeMedita qué te dice la Palabra de DiosOra, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según san Juan 4, 43-54 En aquel tiempo, salió Jesús de Samaria para Galilea. Jesús mismo había hecho esta afirmación: «Un profeta no es
Seguir leyendo

Domingo, 22 de marzo

Domingo, 22 de marzo IV domingo de cuaresma, ciclo A (Recuerda: Pide el Espíritu Santo Lee despacio y entiende Medita qué te dice la Palabra de Dios Ora, respóndele al SeñorActúa, llévalo a tu vida) Evangelio según San Juan 9, 1-41. En aquel tiempo, al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y
Seguir leyendo

LECTIO DIVINA DEL EVANGELIO DE CADA DÍA

¿Cómo puedo aprender a rezar?
¿Cómo puedo conocer mejor la Palabra de Dios?

Una manera sencilla de rezar y de conocer los Evangelios es orar con el que se lee en la Eucaristía de cada día. Porque a rezar se aprende rezando.
No hace falta disponer de muchísimo tiempo, Sólo busca 10 o 15 minutos y tendrás tiempo para rezar (o más si quieres y puedes, pero con este tiempo es suficiente).

¿Cómo hago?

Puedes empezar con una oración breve. Algo así: “Señor, quiero estar contigo este tiempo, dame tu Espíritu Santo que me ayude a rezar y a entender tu Palabra, que sea luz y fuerza para mí. Amén”. Con tus propias palabras.

Es importante que comiences rezando, que pidas el Espíritu Santo y caigas en la cuenta de que vas a estar con el Señor. Puedes darle gracias y alabarle. Y cuando estés en ambiente de oración empieza.

Lee despacio el Evangelio entendiéndolo.

Luego lo vuelves a leer fijándote en aquella frase o idea que te llama la atención. Respondiendo a esta pregunta: ¿Qué es lo que Dios me está diciendo hoy?

Y, por último, dirige a Dios tu oración. Alábale, bendícele, pídele…

Por ejemplo, en la lectura de la oveja perdida, me llama la atención que Jesús dice que va a buscar la perdida, y yo ahora me siento así… mi oración puede ser: “Gracias, Jesús, que vas a buscar a la oveja perdida, ayúdame a estar contigo, a dejarme encontrar por ti”.

Resumiendo:

1. Pide el Espíritu Santo
2. Lee despacio y entiende
3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
4. Ora, respóndele al Señor

¿Qué os parece? ¿Os animáis a hacerlo?

Eduardo J. del Valle

Eduardo J. del Valle es sacerdote de la Diócesis de Astorga desde 2008. Tras un periodo como párroco en poblaciones de Viana do Bolo, actualmente lo es de los municipios de Vega de Valcarce, Balboa, Trabadelo y Barjas, además de formador y administrador del Seminario Menor en Ponferrada y profesor de Religión Católica. También es vicearcipreste de Villafranca del Bierzo, y colabora activamente con la Pastoral juvenil y vocacional, y con la Vicaría de Nueva Evangelización