Jueves, 21 de mayo

Jueves, 21 de mayo

Jueves, 21 de mayo
Semana VI de Pascua

(Recuerda:

  1. Pide el Espíritu Santo
  2. Lee despacio y entiende
  3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
  4. Ora, respóndele al Señor
  5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según san Juan 16, 16-20
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver.»
Comentaron entonces algunos discípulos: «¿Qué significa eso de “dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver”, y eso de “me voy con el Padre”?».
Y se preguntaban: «¿Qué significa ese “poco”? No entendemos lo que dice.»
Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo: «¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: “Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver”? Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría.»

Pistas: “El mundo estará alegre”. Se refiere a los que no creen, a sus enemigos. Estarán alegres ante su muerte y la aparente victoria sobre Él. En cambio, los amigos de Jesús estarán tristes.
¿Cuántas veces en tu vida parece que vence el mal y que los malvados van a triunfar? ¿Cuántas veces parece que Dios no está? ¿Cuántas veces no eres capaz de ver a Jesús, ni siquiera de entenderlo? Y, sin embargo, “poco más tarde” le volverás a ver y tu tristeza “se convertirá en alegría”.
Ésta es la buena noticia de la Pascua: Jesús sigue presente en la comunidad, envía el Espíritu Santo. Jesús te hace partícipe de su victoria sobre la muerte, el mal y el pecado. El mundo estará alegre pensando que ha vencido (los malos pensarán que vencen, la muerte parecerá la última palabra, el sufrimiento a veces parecerá insoportable), pero si dejas actuar en tu vida a Jesús, le volverás a ver, le verás mejor, le verás resucitado, le veras pleno, victorioso, salvador y tu tristeza se convertirá en alegría.

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice, respóndele con tu oración y llévalo a tu vida.

Deja tu comentario