Lunes, 4 de enero

Lunes, 4 de enero

Lunes, 4 de enero
Feria del tiempo de Navidad

(Recuerda:

  1. Pide el Espíritu Santo
  2. Lee despacio y entiende
  3. Medita qué te dice la Palabra de Dios
  4. Ora, respóndele al Señor
  5. Actúa, llévalo a tu vida)

Evangelio según san Juan 1, 35-42
En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Éste es el Cordero de Dios.»
Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?»
Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?»
Él les dijo: «Venid y lo veréis.»
Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde.
Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).» Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedo mirando y le dijo: —«Tu eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).»

Pistas: “Venid y lo veréis”. Hoy representa a la Iglesia Juan Bautista y te dice que Jesús es el que necesitas, que en Él encontrarás a Dios, que si vas con Él recibirás fuerza para vencer al pecado y luchar por el bien, que Jesús es el Maestro, que en Él encontrarás verdad, vida y salvación. La Iglesia señala a Jesús. Y te dice que es Él.
Pero al final depende de ti. De que tú elijas seguir a Jesús. De que escuches su voz que te pregunta: ¿Qué buscas? Y que seas valiente para ir con Él. Los discípulos de Juan, impactados, llaman a otros y les dicen: “Hemos encontrado al Mesías”.
No sé en qué momento estás tú. Si estás buscando o ya has encontrado. Si sientes que tienes que llamar a otros y necesitas compartir lo que has descubierto en la Iglesia y en Jesús. Pero sí sé que es Jesús a quien tú y yo necesitamos. Estoy absolutamente convencido que es Jesús lo que nuestro mundo necesita.
Cuando los discípulos conocieron a Jesús, se quedaron con Él ¿Tendremos valor nosotros para ir con Él? ¿Tendremos valor para ser Iglesia y anunciarlo y señalarlo a los demás?

Relee el Evangelio, escucha lo que Dios te dice, respóndele con tu oración y llévalo a tu vida.

Deja tu comentario